De Pirineos a Picos de Europa - Ruta del Cares


Después de un merecido descanso, nos preparamos para afrontar la famosa Ruta del Cares, una ruta que se creó para hacer una canalización de agua y aprovechar esa riqueza hidroeléctrica en una central. 24 kilómetros de ida y vuelta de sendero no muy exigente.






Al principio de la jornada, empezó a llover timidamente, lo que nos forzó a ponernos los chubasqueros, lo cual no impidió que disfrutáramos del sendero, del que tanto nos habían hablado, muy bonito, pero para unos canarios como nosotros, que vivimos en un entorno de barrancos, es un paisaje bastante familiar.

Cuando llegamos a Cain, nos paramos en un restaurante para descansar y tomarnos algo, y terminamos pegándonos otro homenaje, Fabes con almejas de primero y huevos fritos con jamón de segundo y par de cervezas para bajarlo todo. En definitiva, que cogimos fuerzas para completar la segunda parte del sendero, teniendo de nuevo la buena suerte, de que se despejó el tiempo y vimos los mismos paisajes que a la ida, vimos entre brumas y ahora lo disfrutamos totalmente soleado, con lo que se nos hizo, la vuelta más amena, puesto que parecía que estábamos en otro sendero. Recomendable 100% este sendero para todo tipo de personas que quieran disfrutar de este paisaje.

En la próxima entrega, os describiré la visita a Covadonga y sus lagos.

Capítulos anteriores: Capítulo 1, Capítulo 2, Capítulo 3, Capítulo 4, Capítulo 5

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario